LA IGLESIA DE JESUCRISTO DE LOS ANTOS DE LOS ULTIMOS DIAS
  la fe
 
HALLAR FE EN CRISTO

¿Qué es la fe en Dios?

La fe en Dios supone más que tener una creencia teórica en Él. Tener fe en Dios quiere decir confiar en Él y estar dispuesto a obrar por causa de esa creencia en Él. Es un principio de acción y poder.

Tener fe es tener “esperanza en cosas que no se ven, y que son verdaderas” (Libro de Mormón Alma 32:21). A diario, usted obra según las cosas en las que tiene esperanza, incluso antes de ver el resultado final:

  • Un granjero planta una semilla y la riega y la cuida porque tiene fe que crecerá.
  • Una alumna estudia mucho porque tiene fe que aumentará su conocimiento.

¿Cómo podemos entonces desarrollar ese tipo de fe? Esa fe que nos ayude a confiar en el Señor, en vez de dejarnos llevar por lo que vemos y entendemos con nuestra propia lógica. El Élder W. Craig Zwick del Quórum de los Setenta sugiere cuatro claves para lograrlo. A continuación las claves junto con mis propias explicaciones:

1) Aprender… Aprendamos del Señor, Su voluntad y mandamientos para nosotros. Podemos lograrlo por medio del estudio de las Escrituras y asistiendo a la Iglesia con un deseo sincero de conocer.

2) Escuchar …escuchemos lo que el Señor trata de decirnos através de sus siervos y delEspíritu Santo.

3) Procurar tener el Espíritu Santofrecuentemos sólo lugares en los que el Espíritu pueda morar. Permancezcamos lejos de situaciones y lugares que pudiesen ofender a Dios y alejar al Espíritu Santo.

4) Orar siempre…cuando nos dirijamos a Nuestro Padre Celestial en oración -constantemente, no sólo en ocasiones- estamos invitando a Su Espíritu y a la vez abriendo nuestros corazones para recibir instrucciones de lo que Él desea que sepamos o hagamos.

Estas claves pueden ayudarnos a crear la base que nos guiará a tener fe en el Señor. El Élder Scott propone otros principios que pueden reforzar lo anterior en el aumento de nuestra fe.

-Obedecer sus mandamientos y vivir de modo que demostremos que Él puede confiar en nosotros.

 

-Ser perceptibles a los tenues susurros del Espíritu.

 

-Actuar con valentía ante esa inspiración.

-Ser pacientes y comprensivos cuando Dios nos deja que nos esforcemos para que progresemos y las respuestas vienen poco a poco por un largo lapso de tiempo. 

El desarrollo de la fe no es fácil. No siempre veremos los resultados inmediantamente. Algunas veces no las veremos del todo. No obstante, el incremento de nuestra fe y el actuar sobre ello son elementos necesarios para nuestro crecimiento espiritual.


 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=